Pedro González quien le da vida al personaje de Don Jediondo, nació en Sutamarchán en el departamento de Boyacá. Creció rodeado de campo, animales y las costumbres típicas de un pueblo: bañarse en el río, ir a la plaza de mercado todos los viernes y ayudar a la economía familiar. En su infancia se enamoró de la comida típica, para él comer cocido boyacense significaba estar de fiesta y un sancocho de gallina era sinónimo de navidad. Es por esto que cuando llegó a la ciudad quiso representar a su pueblo de la mejor manera, dándolo a conocer, ubicándolo en el mapa y respondiendo la pregunta de algún curioso que pensaba que “Sutamarchán” era producto de su imaginación.


La ruana, el sombrero y la mochila son el atuendo característico de Don Jediondo, un personaje de humor que nace en la radio y que al poco tiempo escaló a la televisión. Su creador quería representar a Boyacá en más ámbitos, es por esto que echando mano a sus raíces, crea Don Jediondo Sopitas y Parrilla, un rinconcito de Boyacá, que deleita a sus comensales con platos típicos de la tierrita.


Una de las cosas más gratificantes de este restaurante, fue haber podido rescatar productos que por su bajo consumo tendían a desaparecer como los nabos y los cubios. Podemos decir hoy en día con todo orgullo que somos manos colombianas, trabajando día a día por hacer crecer al país, desde el trabajo en los campos hasta un plato de cocido boyacense servido en su mesa.